Todos los contenidos desde 1 Dólar al mes

Páginas vistas

viernes, 14 de octubre de 2011

Los Anticristos

En el mundo existen numerosas sectas satánicas y grupos satanistas que siguen sus propios dogmas, creencias y rituales.

Como todos sabemos hay adoradores del Diablo de todo tipo y pero la gran mayoría de ellos, esperan o desean la llegada del Anticristo, que deberá gobernar el mundo bajo el poder del mal.

Existen dos tendencias principales, sobre la llegada del Anticristo. En la primera se habla que Satán nacerá en cuerpo carnal, llevando el número de la Bestia en su piel. En la segunda tendencia, son los hombres que tomarán una niña o un niño, desde su nacimiento y lo formarán desde su más tierna infancia, bajo la doctrina Satánica. Nosotros nos centraremos en esta segunda opción.

Búsqueda de una fecha

Encontrar una fecha para el nacimiento del supuesto Anticristo no es tarea fácil, porque existen numerosos días y años importantes en nuestro calendario y al ser una interpretación simbólica y astrológica, es muy difícil ofrecer fechas exactas sobre el supuesto nacimiento de aquel que dominará el mundo.

También hay que tener claro que la madre, sino es por Cesárea, es imposible calcular el día y la hora del nacimiento de su hijo.

Fechas como el año 1999, el año 2000 y ahora el año 2012 son años importantes para el supuesto nacimiento del Anticristo. Por lo tanto quizás el corazón del supuesto Anticristo ya esté palpitando entre nosotros.

La Madre

La elección de la madre, de aquella que tiene que llevar en su vientre al supuesto Anticristo. Jamás se podría elegir al azar, porque de ella dependería parte de su educación. Además habría que tener en cuenta, que una madre, con un fuerte instinto maternal, podría oponerse a la secta o al grupo y cambiar de opinión sobre el futuro de su bebé.

También existen sectas y grupos que intentarían separar al bebé de su madre a las pocas semanas de su nacimiento, para que la madre no se implicara en la educación y futuro del Anticristo.

El tutor o la tutora

Toda la educación, formación y orientación debería estar supervisada por una tutora o tutor que le acompañaría, durante parte de su vida, como consejero y orientador. Un supervisor que haría que un niño normal fuera educado y formado en la filosofía del maligno.

La elección de esta persona sería clave para el futuro del Anticristo.

Los Primeros años

En los primeros años del niño o la niña, no existirían grandes problemas en la educación y formación. La niña y el niño, se impregnaría en un ambiente oscuro, con decoración satánica. Escucharía música, invocaciones y textos satánicos a modo de programación cerebral. Los primeros años de la educación de un niño son fundamentales para formar la personalidad y el caracter y por consiguiente, es parte de la clave para conseguir un ego fuerte.
En estos primeros años, el niño o la niña no tendría que asistir a la guardería o al colegio y por consiguiente no tendría la necesidad de vivir experiencias ajenas al grupo.

El Colegio

Este es el punto, quizás más importante de la educación y formación del supuesto Anticristo.

Para un grupo satánico o secta, la mejor elección sería la educación en casa, es decir dar la formación escolar en casa. Pero esta opción sólo puede llevarse a cabo en algunos países. En España, por poner un ejemplo, educar los hijos en casa está prohibido y sólo en algunas excepciones muy puntuales, los padres pueden educar a sus hijos fuera del entorno escolar. Así que nos centraremos en la educación dentro del ambito normal.

La elección de la escuela, sería muy importante. El colegio tendría que ser laico, para no tener influencias cristianas y el grupo o la secta deberían intentar encontrar un colegio donde el director o algún profesor, tuviera tendencias satánicas.

Tenemos que tener en cuenta que el satanismo se extiende por todas las clases sociales y que existen satánicos en todas las profesiones. Por consiguiente, los grupos satánicos podrían buscar un colegio donde algún profesor o tutor, pudieran supervisar, de forma directa o indirecta la educación del niño o la niña.

El grupo o secta satánica, tendrían que hacer un seguimiento total, de la relación del niño con otros niños, ya que al ser pequeño, podría ser influenciado, desde muy corta edad, por otros amiguitos de su entorno y cambiar así su personalidad, sentimientos e intereses.

Las actividades extraescolares

El supuesto Anticristo debería realizar actividades fuera del entorno escolar, para mejorar sus capacidades. La música, el arte y todo aquello que despierte la mente creativa del niño, serían fundamentales. Teniendo en cuenta, que el enfoque sería hacia el arte oscuro.

También el deporte sería de gran importancia para el equilibrio y la salud del supuesto Anticristo, pero se deberían evitar deportes de grupo, es decir, buscar deportes individuales que ayuden al niño a crear un caracter fuerte y así evitar actitudes como la solidaridad, trabajar en equipo, el compañerismo, etc.

También el estudio de idiomas es fundamental para el futuro del Anticristo, ya que deberá poder influir en personas de otras nacionalidades y los idiomas serían necesarios para poderse mover por el mundo.

Vida social

El futuro Anticristo debería, desde muy pequeño, enfocar su futuro social y laboral. Si el niño o la niña tienen que llegar al poder, es necesario, desde pequeño relacionarse con grupos de poder y con personas que tengan influencias políticas o sociales. El niño debería tener amistades también dentro del entorno empresarial para potenciar su influencia futura.

La Adolescencia

La adolescencia es la etapa de la vida más compleja y donde todo el trabajo realizado puede derrumbarse. El despertar de la sexualidad, el cambio en la personalidad, el cambio de aficiones o tendencias, no sólo influyen en los adolescentes "corrientes", sino que afectan por igual a la chica o chico nacido para gobernar el mundo bajo la Ley Satánica.

El grupo satánico o la secta, deberían llegar a esta etapa con los deberes bien hechos. Es decir, haber creado un entorno satánico a su alrededor, donde sus amistades, sus posibles noviazgos y sus actividades, estén dentro del mismo grupo. Aunque, sabemos que no todo se puede controlar y el libre albedrío podría destruir toda la obra realizada.

En la adolescencia, la sexualidad es importante y forma parte del equilibrio de la persona. El grupo o la secta deberían proporcionarle una educación sexual basada en el placer y no en los sentimientos, ya que el Anticristo debería de carecer de sentimentalismos que pudieran debilitarlo. El sexo, lo debería vivir como sexo y no como amor-sexualidad.

También en esta etapa, el joven o la joven, debería enfocar su carrera profesional, debería viajar, siempre acompañado por su tutor-educador satánico por países del mundo para conocer el planeta que deberá gobernar. La clave del futuro del Anticristo es sin duda alguna la adolescencia.

La Política

En la etapa de la adolescencia y etapas posteriores, el Anticristo debería de empezar su carrera política. De nada sirve dirigir grandes empresas, cuando el objetivo es controlar y gobernar la Tierra.
La política es la gran aliada de Satán, ya que gracias a ella se puede influenciar en la sociedad. La joven o el joven adolescente, debería ya disponer de un poder de liderazgo importante para empezar a subir dentro del mundo político. Ya sea en las juventudes de partidos políticos existentes, como crear un nuevo partido que vaya obteniendo poder en el país donde se encuentre. La mejor opción sería utilizar un partido político existente e ir subiendo en la escala interna de liderazgo.

El Anticristo debería siempre orientar su carrera política a nivel internacional, es decir, intentar acceder a puestos dentro de la Unión Europea, del Fondo Monetario Internacional o en la ONU, por poner algunos ejemplos.

Las amistades y el trabajo de contactos que el grupo o secta satánica hayan conseguido obtener durante toda la vida de la joven o el joven, deberán ser suficientes para conseguir entrar dentro de organizaciones políticas o grupos de influencia.

Marketing Satánico

A partir de aquí todo el trabajo debería centrarse en conseguir contactos, en mover influencias y en tratar de destacar por encima de los demás. También en esta etapa sería necesario empezar a trabajar en conseguir que la gran masa social, conozca y siga al lider y que jamás debería mostrar su tendencia satánica, pues eso le destruiría de cara a su imagen pública.

Sea cual sea su posición dentro de un grupo político o grupo de poder, el Anticristo debería darse a conocer al mundo entero. Por suerte o por desgracia vivimos en un mundo global, donde internet es la clave para difundir los mensajes o para conseguir seguidores incondicionales que hagan que el Anticristo crezca en popularidad y que a la vez consiga un gran poder.

Su mensaje, su imagen, su voz y su poder deberían estar siempre presentes en la red, en los medios de comunicación, en los foros de debate...

El Anticristo debería crear su Legión y para ello debería volcar todo su trabajo en su imagen pública. Libros sobre él o ella, conferencias, grupos en redes sociales, fotografías, entrevistas... todo sería válido y necesario para calar en la sociedad. En un mundo global, el Anticristo debería tener una imagen global.


El discurso y su influencia

De nada sirve dar una imagen pública si no se consigue que cada ciudadano se sienta identificado con el lider.

En un mundo global, donde existen muchos cultos, religiones, tendencias y maneras de ver la vida, el discurso del Anticristo debería influenciar sobre la mayor masa posible del mundo.

Para ello el Anticristo debería mostrar una imagen y un discurso enfocado a un nuevo orden mundial, a una nueva era, donde cada ciudadano del mundo se identifique con el mensaje, por encima de religiones y creencias locales.

Todo ciudadano quiere ser importante, tener libertad, ser alguien y por consiguiente el Anticristo debería dar al Hombre, la posibilidad donde cada ciudadano sea importante y puedan obtener su propio nicho de poder. El Anticristo debería influenciar de forma hipnótica, tal y como hizo Adolf Hitler en la sociedad alemana, conseguir que cada discurso, cada acto, cada gesto...entre en las mentes de los ciudadanos del mundo.

Las religiones, principalmente las cristiana, deberían diluirse, para que el Anticristo llegara al poder. Para ello, el Anticristo y su imagen pública deberían de permanecer al margen. La secta o el grupo satánico se deberían de encargar de crear la crispación social necesaria para diluir el poder de las religiones del mundo. El Anticristo, jamás, al menos hasta que sea necesario, jamás debería mostrar su crítica religiosa, ya que eso podría destruirle.

Conclusiones

Estos puntos que acabo de mostrar, son una breve síntesis de lo que debería ser la formación y progreso de un niño normal, educado y formado para llegar a ser el Anticristo.

En este artículo no he querido mostrar el poder de Satán y su influencia para conseguir gobernar al mundo, sino mostrar la dificultad que existe para hacer llegar al poder a un lider satánico.

A modo personal, he conocido gente que está tratando de conseguir engendrar al Anticristo. En un caso muy concreto, hasta había la madre dispuesta a tener en su vientre al futuro hijo del diablo y hasta me ofrecieron a mi ser el tutor del Anticristo a nivel educativo. Curiosamente era en 1999, una de las fechas importantes.

Pero si analizamos todos los puntos nos daremos cuenta que el libre albedrío del niño o la niña, que la cantidad de dinero necesario, que la dificultad para llegar al poder, hacen muy difícil, sin la influencia de Satán, que un niño o niña normal, consigan gobernar, bajo la batuta del satanismo, este mundo.

Aunque personalmente veo extremadamente difícil que un niño "normal" pueda llegar a ser el Anticristo, lo que está claro es que en estos momentos está naciendo un futuro Anticristo, en algún lugar del mundo.

Apocalipsis 13, 18
"Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, que calcule el número de la bestia, porque el número es el de un hombre, y su número es seiscientos sesenta y seis".

Pedro Poch

¡COMPARTE ESTE ARTÍCULO!